Olivia Palermo y sus no tan maravillosos inicios (parte 1)

Hola hermosos y hermosas!

Por poco que estés interesado/a en la moda, conocerás de sobra a OLIVIA PALERMO, la “it girl” por excelencia del momento. Digo del momento aunque en realidad lleva ya unos años siéndolo… desde 2007 por lo menos.

Pero ¿sabes realmente cómo se ha llegado a convertir en la inspiración de tantas chicas y en la musa de tantísimas firmas y diseñadores? Como a friki no me gana nadie, yo te lo cuento!

Olivia Palermo viene de una familia no precisamente pobre y pasó su infancia entre Nueva York y Connecticut, estudió en una escuela de arte y diseño en París y a su regreso a NY continuó estudiando comunicación. Como verás, a la chica no le ha faltado de nada aunque la crisis afectó seriamente a los negocios de su familia…

OLIVIA PALERMO, ¿QUERIDA U ODIADA?

La verdad es que Olivia, al menos durante sus principios, no era considerada una It Girl en el Upper East Side (vive en Tribeca, ossssea, con la plebe). Todo empezó con la  web “SOCIALITÉ RANK”. Esta página me suena mucho a “Gossip Girl”, de hecho, he leído que la serie encontró aquí su origen!!

Os cuento un poco de qué va esta historia, según cuenta la usuaria “voguettecgm” en el Foro de VOGUE dedicado a Olivia Palermo:

Como su nombre indica, en SOCIALITÉ RANK los autores clasificaban a las socialités según su popularidad en la prensa, su aspecto en los eventos a los que asistían, estilo personal, y lo atractivas e influyentes que resultaban. Todas las socialités eran adictas a la web: algunas incluso entraban cada pocos minutos para ver si habían remontado (o descendido) puestos en el ranking. El poder de los autores de la página era increíble: tenían a las chicas de la alta sociedad de Manhattan en sus manos. Podría decirse que los primeros puestos estaban asegurados para las reinas del Upper East Side: Tinsley Mortimer y Fabiola Beracasa se intercambiaban de vez en cuando los primeros puestos, pero eran inalcanzables por el resto de chicas.

La web aceleró los procesos naturales de la sociedad neoyorquina: las reputaciones caían y subían, los secretos se revelaron y muchas chicas sufrieron los efectos de las crueles críticas de los lectores, que se ensañaban en los comentarios.

Mientras todo esto escandalizaba a la alta sociedad, una jovencita con todos los requisitos para llegar a los primeros puestos (guapa, con una educación exquisita, un año en París, una anfitriona estupenda…) seguía el blog con atención. Todo estaba de su lado, las socialités necesitaban una nueva líder: Tinsley estaba a punto de entrar en la treintena. Así que Olivia Palermo se puso a ello.

Empezó a trabajar en la revista de la alta sociedad QUEST, perdió peso y empezó a pasar más tiempo con Byrdie Bell, una amiga de la infancia. En abril de 2006, la madre de Byrdie las llevó a una subasta en Sotheby, donde las chicas, emocionadas, se acercaron a saludar a Zani Gugelmann (la nº 4). Al día siguiente, aparecieron en www.patrickmcmullan.com, la página web del fotógrafo de socialités más importantes de Nueva York.

Olivia, emocionada, contrató a un publicista, se encargó de conocer a más diseñadores y se afilió a organizaciones benéficas.

Pero cometió un error: fue demasiado ambiciosa. Las demás chicas no la aceptaron tan fácilmente, iba demasiado rápido. Rondaba a los fotógrafos hasta que tenía una foto con cada persona importante de la fiesta.

La tensión llegó a su punto álgido en febrero, cuando Olivia arrasó en la New York Fashion Week. El New York Post publicó que Tinsley había puesto mala cara cuando le pidieron que posara con Olivia. Y las socialités tomaron posiciones…

En febrero, Olivia celebró su cumpleaños: 12 amigos íntimos y un periodista. La fiesta siguió el 2 de marzo en el club Marquee, ésta era la invitación:

olivia palermo invitacion

Unos días más tarde, Socialité Rank parodió la invitación: la cara de Olivia en una lata de atún: “Pide prestados vestidos, se pira las clases y es una desesperada. ¿Algo más que añadir?”. Las críticas de los lectores no se hicieron esperar: “es aburrida fea, y no tiene nada que ofrecer”, “Lo único que quiere es escalar puestos en la lista”, “es una social climber” (el verbo climb significa escalar, es como las socialites llaman a las que por encima de todo quieren ascender socialmente), “bienvenidas a la cima perras, ahora os espera una larga caída”, añadía otra lectora.

olivia palermo invitacion mala

LA CARTA DE LA DISCORDIA Y LAS ARCHI-ENEMIGAS

Tres semanas después, Socialité Rank atacó de nuevo con una noticia escandalosa: presuntamente, Olivia había escrito desesperada una carta a las socialites más importantes pidiéndoles perdón y rogando que se hicieran amigas suyas. (Pincha aquí para leer la carta). Esto suponía el fin de la carrera para la que Olivia tanto se había preparado. Los dueños de Socialiterank estaban emocionados ante la noticia: “¡Olivia se ha vuelto loca! ¡Está acabada!”. Las socialites, escandalizadas, oficialmente la expulsaron de su selecto club.

Olivia negó haber escrito esa carta y ser la propietaria de la cuenta de Yahoo desde la que había sido enviada. Alguien había usurpado su identidad y contrató a un abogado. Verdadera o falsa, la carta hizo que la reputación de Olivia cayese y cayese, pero fuera de los círculos más selectos, la gente empezó a cogerle cariño.

Tinsley Mortimer, reina de la Quinta Avenida decía que Olivia y su publicista habían inventado todo para darle más fama y les había salido el tiro por la culata. En este momento nació la rivalidad entre las dos: la rubia poderosa contra la morena perdedora.

Los dueños de la web resultaron ser: Valentine y Olga Rei, dos hermanastros rusos que se colaban en los eventos de la alta sociedad entre sonrisas y tarjetas de presentación. La web cerró antes de que esto se supiera, con la excusa de que solo querían que durase un año. Olivia Palermo nunca llegó más allá del puesto 16 y decepcionó a Valentine y Olga por “ser una manipuladora y una estúpida”.

socialite_opener_560

Publicación del NY Magazine en octubre de 2007

Pero aquí no quedó la cosa… Olivia tenía más armas para utilizar en su favor. Os lo cuento en el siguiente episodio! jeje

TO BE CONTINUED…

Besitos!!!

Anuncios

2 comentarios en “Olivia Palermo y sus no tan maravillosos inicios (parte 1)

    • Jajajajaj Emecé, menudo marujeo me he marcado eh? lo siento, no puedo negarlo, la vena marujil me sale a relucir de vez en cuando… ahora queda desvelar la segunda parte, chan chan chaaaan! jejej
      Un beso enorme mon amour!! me encanta que me leas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s